Año viejo, mente y corazón renovados

navidad vitalidad

 

 

Antes de marcar tus propósitos para 2016, puedes beneficiarte mucho si cierras el año terminando de procesar las impresiones de lo que has vivido en el 2015. Nada es casual, todo lo ocurrido estaba diseñado para generar tu evolución como ser humano. Puedes sacarle mayor partido mirándolo con consciencia. Desde ahí te colocas en mejor lugar para atraer aquello que deseas experimentar en adelante. Los siguientes pasos te ayudarán a abrir espacio para el nuevo año:

ANOTA LO POSITIVO QUE HAS REALIZADO DURANTE EL AÑO QUE TERMINA

Quizá introdujiste un habito saludable, iniciado alguna amistad, sanado alguna relación, cancelado una deuda, iniciado una nueva actividad profesional, un hobby, voluntariado… Ten en cuenta incluso las cosas más pequeñas. Luego pon la lista en un sitio en donde puedas verla a diario para recordarte lo logrado. No lo des por sentado, reconoce su valor. Hacerte consciente de ello aumentará tu confianza en ti mism@ y en la vida.

APRENDE DE LAS DECEPCIONES O LOS REVESES DEL AÑO QUE SE VA

Escribe también lo que te haya parecido negativo. Sólo aquellas experiencias que resalten y las que aún te estén afectando emocionalmente. A continuación mira qué efecto han tenido en tu vida. Puede que supongan lecciones que hayas aprendido a través de estos reveses. Una buena forma de sanar desde las experiencias negativa es aprender de ellas. La vida nos pone pruebas y cuando las pasamos , nos movemos al siguiente nivel evolutivo.

Preguntas como estas te serán útiles en este proceso: “¿Qué podría haber hecho diferente para otro resultado?” “¿ Cómo podría haber procesado esta experiencia de manera diferente?” “¿Qué puedo hacer para prepararme mejor ante una experiencia similar en el futuro?” “¿ Cuál es la mayor lección que puedo aprender de esta experiencia?”

PERDONA A QUIEN NECESITES PERDONAR

Incluid@ ti mism@. Perdón es libertad. Perdonar es para ti. Es la única manera de desatar lo que te mantiene atad@ al pasado. Perdonar no significa que apruebes lo que pasó o el comportamiento de la otra persona. No tienes ni siquiera que decirle a la otra persona que la has perdonado. Simplemente mantén el perdón en tu corazón para liberarlo del peso del resentimiento.

LIBERA LAS HERIDAD PASADAS

Escribe a las personas que te han hecho daño, también a quienes has podido dañar tú, o a alguien que haya muerto. Escribir es una gran manera de liberar sentimientos. No es preciso que envíes lo que escribes si no lo deseas.

AGRADECE LAS LECCIONES RECIBIDAS Y TODO LO QUE HAS APRENDIDO

“Gracias” “Lo he aprendido” “Ahora estoy preparad@ para ir adelante”. Si es posible encuentra la forma de que tu experiencia pueda servir a alguien que se encuentre en una situación similar.

Una vez que has procesado las experiencias vividas en el 2015 el escenario está limpio para explorar nuevas posibilidades con la mente y el corazón abiertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>