Mira lo que ganas con un plan “detox”

Ganas calma y claridad mental. Ganas una piel luminosa y rejuvenecida, una mirada limpia y un pelo brillante. Ganas gran cantidad de energía, vitalidad y la sensación orgánica de ligereza. Ganas “ganas de cuidarte”, pues tu organismo limpio rechaza sin esfuerzo aquello que lo que intoxica. Ganas autoestima porque eliminas lo que te hace daño y te das sólo lo que te nutre de verdad. Por esa misma razón, ganas empoderamiento y te sientes capaz de liderar tu vida.

Depura tu interior, lo notarás en el exterior

Depura tu interior, lo notarás en el exterior

Espero que te parezcan suficientes motivos para desear iniciar un plan detox de unos pocos días. En este post voy a hablarte de lo que te intoxica y de lo que puedes hacer para depurarte.

Quizá sin darte cuenta, intoxicas diariamente tu organismo cuando no pones atención a lo que comes, bebes, respiras y sientes. Si, también a lo que sientes, pues el estrés y las emociones negativas generan una química altamente toxica en el cuerpo. Pero en este post me referiré únicamente al detox nutricional.

Eres literalmente lo que comes. Tu cuerpo toma la energía del alimento, su información nutricional, y la transforma en tu propia energía, si comes calidad tendrás un cuerpo de calidad. Una alimentación correcta de calidad y en la cantidad justa aporta energía, una alimentación errónea hace que pierdas energía, te deteriores, enfermes y envejezcas.

De verdad eres lo que comes

De verdad eres lo que comes

Se habla mucho de ello ¿pero qué es una toxina? Una toxina es cualquier sustancia que no ha sido descompuesta en sus elementos esenciales (en su información nutricional. Las toxinas pueden fijarse en las articulaciones dando lugar a artrosis, o pueden afectar al sistema nervioso central y, como resultado, aparecer cansancio, susceptibilidad, y las depresiones. También pueden afectar al sistema endocrino con consecuencias muy negativas para las hormonas, lo que afecta por efecto sinérgico al sistema inmunitario haciendo disminuir tus defensas por lo que te vuelves vulnerable.

La toxinas te tocan en lo más profundo pues afectan a tus genes. Activan tu predisposición a determinadas enfermedades, seleccionando así tu destino; pero tú puedes evitarlo.

La Nutrigenética trata la relación entre la dieta y la expresión genética. Los alimentos influyen en los genes y los genes influyen en la absorción y la metabolización de los alimentos. Manipulando la dieta es posible activar genes de protección y desactivar los genes que tienen un efecto negativo para la salud y la longevidad.

Puedes controlar más de lo que pensabas

Puedes controlar más de lo que pensabas

La comida no es sólo calorías, la comida es información. Todo lo que comes y lo que bebes está diciéndole a tus genes y células como expresarse. Es importante que empieces a establecer la conexión entre lo que comes y cómo te sientes.

Para depurarte no es preciso que te sometas a un riguroso ayuno, ni siquiera que pases hambre. También puedes desintoxicar fácil y eficazmente tu organismo comiendo ligera y saludablemente a condición de que suprimas algunos alimentos y otras sustancias que interfieren con el proceso de detoxicación. Lo mejor es que consultes con un especialista antes de someterte a un plan detox de más de una semana.

Consume con consciencia

Consume con consciencia

Como norma general en un plan detox te conviene evitar:
• Azúcar, especialmente el azúcar blanca
• Harinas blancas, es decir, refinadas
• Grasas saturadas (mantequilla, carnes grasas y embutidos, quesos grasos, leche y derivados)
• Grasas trans: las contienen las margarinas, bollería industrial, galletas, patatas fritas y otros snacks.
• Alimentos procesados envasados: latas, precocinados, pizzas, panes, salsas…
• Tabaco, café, té (excepto el té verde y blanco)
• Alcohol, refrescos, edulcorantes
• Carnes asadas al carbón
• Ahumados
• Medicinas
• Drogas

verde que te quiero verde

verde que te quiero verde

Durante el plan “detox” convierte a los vegetales, las algas y las frutas en los protagonistas de tu alimentación y estarás recibiendo hidratos de carbono complejos cargados de nutrientes fundamentales para tu salud, belleza y vitalidad. Podrás completar tu dieta diaria con cantidades moderadas de cereales integrales, proteína animal y vegetal de buena calidad y grasas saludables.

También proteínas de buena calidad

También proteínas de buena calidad

Sorbos de vida

Sorbos de vida

Los zumos de vegetales y frutas, junto con el agua, son los reyes indiscutibles de las dietas DETOX. Los líquidos te ayudarán a drenar y eliminar los deshechos que has ido acumulando. También puedes beber té verde y blanco, infusiones de hierbas, yerba mate, agua de coco, jugos de vegetales especialmente los verdes con algunas frutas frescas para darle un punto afrutado, evitando las más dulces. Si te es posible, compra ecológico.

El ejercicio físico, la sauna, el baño turco o hamman, colaborarán a la expulsión de las toxinas también a través de la piel, dejándola suave, luminosa, revitalizada.

l otoño es para depurar

l otoño es para depurar

El otoño es la mejor época del año para depurar el organismo. La primavera también, pero aprovecha que ahora estamos en noviembre y la polaridad de la tierra cambiando, lo que favorece el movimiento de energía para expulsar más facilmente las toxinas acumuladas.

En un detox de otoño ten presentes las verduras y frutas de la estación como las manzanas, peras, col, col rizada, coles de Bruselas, coliflores, acelgas…. También las especias picantes como el jengibre y la pimienta negra, que soportan el elemento metal (la energía del otoño), estimulan la digestión, y ayudan a la asimilación de los alimentos.

Ya has visto todo lo que ganas con el plan de limpieza. Perder, solo pierdes toxinas y algo de peso; aunque adelgazar no es la finalidad del plan detox, sino sólo una consecuencia natural del mismo.

¿Qué esperas para sintonízate con la energía del otoño?

** Sígueme en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>